domingo, 28 de noviembre de 2010

Prácticas de aclimatación invernal en Valdemartín

Hoy habíamos quedado un buen número de compañeros para salir a la sierra a tomar contacto con las nieves caídas recientemente, las primeras de la temporada (esperadas con ansia durante meses), pero luego ha resultado que más de uno (y de dos e incluso más de tres...) ha cambiado de opinión pensando que iba a estar mejor en su casa disfrutando de una deliciosa jornada de domingo al calor del hogar. Ay, la afición montañera de los años mozos, quién la pillara...

En fin, al final "sólo" hemos quedado Pablo, Jesús, Eva, Maranta, David y yo con la firme intención de darnos una vueltecita y disfrutar de la nieve en, según los pronósticos, un soleado y plácido día (y de paso practicar un poco con el equipo invernal, rescatado por fin del fondo del armario). Y así habría sido de no ser por unas juguetonas nubecillas que permanecieron remolonas enganchadas en las cimas, sumiendo la Cuerda Larga y sus alrededores en una niebla bastante densa toda la santa mañana y parte de la tarde.

De Valdemartín 28-10

Pero ya estábamos en Cotos bien equipados, con todo el material preparado y muchas ganas, así que allá que salimos a eso de las 9:30 de la mañana en dirección a Cuerda Larga vía ladera de la loma del Nuruego y Valdemartín. A pesar de lo fresca que estaba resultando la mañana, enseguida empezamos a entrar en calor al encarar las primeras subiditas. Además, el paisaje a nuestro alrededor entre los pinos no podía ser más estimulante: todo cubierto de un manto de nieve polvo reciente, blanca y pura, en cantidad más que aceptable. Deliciosa, si bien bastante suelta por no haber tenido tiempo suficiente para consolidar una capa consistente.

De Valdemartín 28-10

Al poco de encarar las empinadas rampas que llevan a la cuerda, fuera del cobijo de los pinos y del abrigo de la ladera cercana, quedamos expuestos a las inclemencias de un gélido viento del noroeste muy desapacible que nos obligó a arrebujarnos en cuantos ropajes de abrigo llevábamos encima. La inconsistencia de la nieve no daba apenas juego para las prácticas de autodetención, así que proseguimos la travesía subiendo unas rampas de nieve muy buenas hasta alcanzar la Cuerda Larga, con un viento cada vez más furioso que nos iba forrando de hielo poco a poco y la niebla cerrándose por momentos limitando la visibilidad a apenas unos pocos metros.

De Valdemartín 28-10

Así pues, ante tales condiciones y considerando la jornada más que cumplida, iniciamos el regreso a Cotos en busca de un tazón de caldo calentito que nos devolviera a la vida. No satisfechos con ésto y dado que era hora de yantar, nos dirigimos al cercano pueblo de Navacerrada a degustar unas soberbias raciones variadas en uno de los múltiples bares que circundan la plaza. Ah, amigos, que ahí no termina la historia pues, como no hay dos sin tres, decidimos con muy buen criterio (y animados por el sabio consejo del bueno de Dani) tomar de postre una excelente taza de chocolate caliente y picatostes de no mal tamaño... Mmmmmmm. (Ay, lo que os habéis perdido los que no habéis venido). Al fin saciada nuestra hambre, nos volvimos a los madriles con la mente puesta ya en nuestra próxima aventura, que promete ser espectacular.

Para terminar, sólo comentar que la niebla abrió definitivamente justo cuando salíamos del párking de Cotos con el coche y pudimos entrever fugazmente la cara norte de Cabezas de Hierro, con sus tubos pletóricos de nieve y una pinta más que sublime (tanto que a Pablo casi le da un ataque de ansia viva y faltó el canto de un duro para dar media vuelta y tirar para allá).

Definitivamente, ha quedado inaugurada la nueva temporada invernal. Yupiiiii.

Un xaludote



domingo, 21 de noviembre de 2010

El Ocejón

Hay ocasiones en que la improvisación es la mejor forma de que las cosas salgan bién y, sin duda, la ruta de este fin de semana ha sido una buena muestra de ello.
Como va siendo costumbre, ante la certeza de pasar otro fin de semana resignados al mal tiempo, Maranta, Blanca, David, Dani, Jesús y yo decidimos arriesgarnos y probar suerte por la zona ocidental de Gredos, donde el pronóstico era un poco menos catastrófico que en Madrid, aunque la cosa no salió exactamente como esperábamos.
De Ocejón 20-11-2010

Así que, bajo un buen aguacero y tras varios retrasos que nos hicieron descartar la opción de Gredos, nos encontrábamos todos en Atocha pensando si no habríamos madrugado en balde, cuando a Dani se le ocurrió que no perdíamos nada por darnos una vuelta por la zona de Ayllón y, en el peor de los casos, desayunarnos unos bollos preñaos y volvernos para casa.
Y desde luego que no fue mala idea porque, a pesar de que buena parte del camino en coche lo hicimos lloviendo, ya en Tamajón, mientras Jesús y Dani daban buena cuenta de tan energético desayuno, el tiempo decidió darnos una tregua y regalarnos uno de esos días de otoño que dan ganas de enmarcar. Una vez llegamos a Majaelrayo, en la plaza nos encontramos con la que sería prácticamente nuestra única compañía durante la jornada; un par de perros a cual más curioso: uno algo más estresado de la cuenta y bastante pesado y otro que, por tranquilo, parecía se hubiera zampado una caja de valium para desayunar.
De Ocejón 20-11-2010

Con la preciosa estampa del Ocejón nevado, comenzamos el camino entre los verdes y naranjas de las jaras y los robles para, al poco rato, empezar a pisar una fina alfombra de nieve que ya anuncia lo que esperemos sea una estupenda temporada invernal. Al alcanzar el collado desde el que se divisa el camino de bajada a Valverde, no quedó más remedio que abrigarse bien debido al fuerte viento que soplaba y que, junto con la niebla, nos acompañó durante toda la subida y parte del descenso. Disfrutando como enanos nos encaminamos hacia la cumbre donde el frío y la niebla poco nos dejaron hacer excepto las fotos de rigor. Eso sí, a los cinco minutos de iniciar el descenso, comenzó a abrirse algún claro que otro que nos permitió contemplar unas estupendas vistas de todo el valle.

De Ocejón 20-11-2010

Tras una paradita para comer algo, emprendimos tranquilamente el camino de vuelta a Majaelrayo en busca de las obligadas cervezas de fin de ruta.
Para terminar, Jesús y un servidor decidimos alargar un poco más la jornada cruzándonos la sierra de punta a punta para llegar a tiempo a Moralzarzal, donde nos esperaban Eva, Silvia, Manu y José para asistir a las quintas jornadas de montaña. Lo que no hace más que confirmar aquel dicho de que: “sarna con gusto no pica”.
Saludos a todos


Mad Rock Flash

Pues es éste, Mad Rock Flash, el modelo que elegí hace ya casi dos años para iniciarme en el mundillo de la escalada. Buscaba algo no demasiado caro, de una calidad aceptable, con el que empezar a desevolverme en los IVs y Vs y comprobar que tal se me daba este nuevo deporte.

Después de probarme una barbaridad de modelos en varias tiendas comenzaba a desesperarme porque no era capaz de soportar por un rato ninguno de los pares que veía. Al final, un majete vendedor del Rincón de la Montaña me aconsejó este modelo por su comodidad. Y creo que acertó.

Me salieron por unos 53 euros aproximadamente y con ellos he realizado en general vías fáciles sobre todo en adherencia cercanos a Madrid, Pedriza, aunque también en Peñalara, Siete Picos y en rocódromos. Y el rendimiento ha sido satisfactorio. Son cómodos, fáciles de ajustar y la goma que viene de origen creo que es bastante buena si bien se gastó rápidamente en comparación con la del resto de gente. Ahora los tengo recauchutados, con una suela Vibram que me pusieron en Coleto, y que de momento me está yendo bastante bien, si bien noto algo de diferencia con respecto a la goma original (Mad Rubber 4.2 mm Formula 5). Seguramente no me durarán mucho tiempo más, pero creo que es un buen producto para iniciarse en estos temas y si no fuera por las ganas de probar más material seguramente me los volvería a comprar.

Os resumo mis impresiones:

Ficha técnica:

Producto: Mad Rock Flash
Dónde: Rincon de la Montaña, Madrid
Precio: 53 euros aprox
Pros: Cómodos, Económicos, Fáciles de ajustar
Contras: Quizá una goma poco duradera.
Recauchutado: Coleto, Madrid - 21 euros

Otras opiniones


martes, 16 de noviembre de 2010

Las Machotas de El Escorial

Pues el pasado sábado Jesús y un servidor no teníamos ningunas ganas de ir con los compañeros a hacer la lagartija por las húmedas y frías piedras de la Pedriza con la niebla, así que nosotros fuimos a dar un paseo por los alrededores de El Escorial.

Justo al llegar a dicha población comprobamos con satisfacción que la niebla estaba un poco más alta por allí y teníamos buena visibilidad, aunque las cumbres cercanas permanecían ocultas. La mañana empezó húmeda y fresca, pero poco a poco fue mejorando y pudimos disfrutar de algún que otro rato de agradable sol, si bien a eso del mediodía empezó a nublarse de nuevo.

Ruta facilita en la que destaco en primer lugar el tramo por el bosque de la Herrería, donde pudimos recrearnos con los ocres y dorados de la estación otoñal, jalonados con verdísimos musgos y hiedras trepadoras (todo un espectáculo para la vista), en segundo lugar los ricos olores a jara y tomillo en las laderas de las Machotas, intensificados por la humedad traída por la niebla, en tercer lugar las preciosas vistas del monasterio y alrededores contempladas desde las Machotas y en último lugar las caricias de las cariñosas zarzas que jalonaban el camino de bajada de la Machota Alta hacia El Escorial (sin duda con lo torpe que soy necesito senderos de almenos dos metros de ancho para no comerme los arbustos).

Al final, como se nos hizo corta la ruta al llegar a El Escorial, decidimos acercarnos a pie hasta la vecina urbanización de las Zorreras, más para darle gusto a las piernas que para disfrute contemplando la pelada campiña salpicada de sauces, encinas y montones de prados con vacas.

Sin duda una ruta facilita muy recomendable para senderistas sin demasiada experiencia, muy bonita en esta época del año, como bien atestiguan las fotografías mostradas a continuación

Un xaludote




lunes, 15 de noviembre de 2010

Quebrantaherraduras Inferior III

Pues si, de nuevo en Quebrantaherraduras. A este paso se va a convertir en nuestra segunda casa en lo que a escalada se refiere, pero es que queda tan tentadoramente cerca del coche que, para días tan inciertos como los que hemos tenido este fin de semana, queda casi como única opción por si hay que salir pitando.

De Quebrantaherraduras 13-11-2010

En esta ocasión, aunque estuvo todo el día nublado, por lo menos la lluvia nos respetó. Eso si, el frio no nos lo quitó nadie, y es que, por momentos no quedaba más remedio que parase a mitad de vía para meterse las manos en los bolsillos y recuperar un poco de sensibilidad en los dedos para poder continuar.
Ahí andábamos Maranta, David y un servidor pegándonos con el segundo V de la pared cuando para nuestra sorpresa aparecieron Fernando, Vanesa y sus compañeros que, tras ver el panorama de niebla que les esperaba por Cancho de los murtos, decidieron bajarse a lugares más resguardados. Así que ahí echamos la mañanita: Fernando y sus amigos dándole duro a las vías difíciles de la zona mientras nosotros repetíamos nuestros ya conocidas vías de V de la derecha y por fin sacábamos ese 6a que tanto nos intimidaba en anteriores visitas. También nos acercamos a ver las vías de V del lado izquierdo pero, con el frio metido en los huesos, después de hacer la primera, decidimos que ya era hora de emprender la retirada.
En definitiva, mucho frío, un buen montón de vías y las ganas de empezar a pegarnos con los sextos que a partir de ahora se nos pongan por delante. Para postre, como no podía ser de otra manera, nos juntamos todos a tomar unas cervecitas en el Tranco.

martes, 9 de noviembre de 2010

NORUEGA AGOSTO 2010

Domingo 1 de agosto
Salimos de la T1 del aeropuerto de Barajas, con la porquería de la compañía de Ryanair, con un retraso de 30 min., en dirección a Oslo, donde al bajarnos del avión lo primero que notamos fue el cambio de temperatura (de 30ºC en Madrid a 13ºC en Oslo - Rygge a las 19,30 h.).
Junto a la salida de las maletas, había un pequeño supermercado Tax-Free en el que aprovechamos para comprarnos unas cervecitas.
De allí fuimos a recoger el coche de alquiler con Hertz, y cual fue nuestra sorpresa, que nos dieron un BMW serie 1 (pequeño y deportivo) cuando nosotros habiamos pagado por un C-max o similar (monovolumen). Al querer poner la reclamacion nos dijeron, que los coches de la pagina no se corresponden con los que tienen en las oficinas (categorias diferentes), no solo alli, sino en general que esto ocurre siempre con hertz (asi que si alquilais en hertz, mucho cuidado). Al final nos dijeron que la reclamacion la pusieramos en España, que ellos no se hacian cargo.
Salimos del aeropuerto de Rygge hacia el pueblo de Moss (que es muy bonito), para alli coger un ferry que nos llevara a Horten, al otro lado del fiordo de Oslo. En el ferry nos compramos un super perrito caliente para cenar (es tipico alli, que la salchicha tenga enrollado alrededor queso y bacon, y por encima te pongan cebolla frita seca). Estaba espectacular, no la he comido mejor nunca.
Al bajar del ferry en horten, salimos por la carretera en direccion a Lunde, que es donde teniamos el albergue reservado para dormir esa noche. Llegamos a las 23,30 h. (hubo que avisar alli y el resto del viaje, que llegariamos a los alojamientos mas tarde de las 18,00 h.).
La habitacion tenia una pequeña cocina dentro, lo que al dia siguiente nos permitiria desayunar con la comida que llevabamos.

Lunes 2 de agosto de 2010
Tras desayunar y las respectivas duchas (aprovechando que habia baño en la habitacion del albergue) salimos los 4 a las 10,30 en direccion a Stavanger, pero en lugar de ir por el recorrido recomendado en la via michelin, fuimos hacia Bo, luego a las 36 hasta Seljord, donde cogimos la E-134 hasta Hoydalsmo, donde pillamos la 45 hasta Eitsborg. Alli hicimos un alto para ver la iglesia vikinga.
Le acababan de dar una capa de grasa para proteger la madera y David se mancho un poco.
Para verla por dentro hay que pagar, pero no lo recomiendo porque solo hablaban Noruego.




Despues cogimos el desvio que lleva a Sinnes y paramos junto al lago Rosskreppfjorden a comer a las 14,00 un bocata. Toda la zona es increible, llena de lagos y montañas.
El unico problema lo tuvimos con las ovejas, que no nos dejaban en paz...


video

El camino seguia luego con curvas muy cerradas, debido a que pasamos unos cuantos puertos de montaña. al llegar a Sinnes cogimos la 45 hasta Byrkjedal, donde pillamos el desvio a la 503 que nos llevaba al pueblo de Veen, que es donde nos quedabamos a dormir.
Los alrededores eran increibles, y la cabaña estaba impresionante. Merece la pena quedarse a dormir aqui.
Como todavia nos quedaban unas pocas horas de luz, aprovechamos para acercarnos a Stavanger, y aparcamos en el puerto, dando un pequeño paseo por la zona antigua, llena de casas de colorines, y tambien vimos la fachada de la catedral.


Como ya eran las 19,30 y no podriamos cenar en ningun lado, aprovechamos para comprar en el super que estaba abierto hasta las 22,00 h.
De alli salimos en direccion como si fueramos al aeropuerto, y alli cogimos el desvio a la carretera 510, que nos llevo al monumento de las 3 espadas.



Despues nos fuimos a cenar a la cabaña, y a dormir que nos esperaba un dia duro.

Martes 3 de agosto 2010
Salimos tras desayunar hacia Lauvvik, donde cogimos el ferry hacia Oanes. Unos 16 km. mas tarde llegamos al parking del Pulpito, donde nos cobraron 80 nok por aparcar. Eran ya las 13,00 h. cuando empezamos la ruta (son 600 m. de desnivel).



Parece una procesion, de la cantidad de gente con la que te cruzas. Se hace un poco duro la subida, ya que todo el camino tienes que subir por piedras. Lo que nos llamo la atencion, fue la inconsciencia de la gente, que subia con tacones o chanclas (la gente que hace turismo deberia saber la diferencia entre pasear por la ciudad y subir la montaña).


Paramos a comer por el camino, tras ver como casi se mataba una que iba en chanclas al bajar desde el pulpito. Y ya por fin llegamos. Es increible!!!

video






Al final llegamos de vuelta al coche a las 18,00 h. En frente, al otro lado del fiordo, existe otra ruta que te lleva al Jerag, que es un canto rodado pillado en el aire en una grieta, al que la gente se sube. Tambien es impresionante, esta a 1.000 m., pero subir a este, es mas peligroso, en algunos puntos solo hay una cadena para agarrarte, y con lluvia no es recomendable.

Despues seguimos camino por la carretera 13 para llegar a Sulddal, que era donde dormiamos, haciendo una parada en el camino en Nesvik, para coger un ferry.
El alojamiento esta muy bien, incluso tiene una sauna...
Nos hicimos la cena y nos acostamos a dormir.

Miercoles 4 de agosto 2010
Tras comprarnos el desayuno en el super del pueblo, salimos camino a Roldal, para ver la iglesia de madera.



De alli, seguimos camino, tras pasar varios tuneles, hasta llegar a las cascadas Latefossen, que son dos cascadas paralelas e impresionantes.



Desde alli continuamos el camino hacia el pueblo de Odda, con la compañia en nuestro lado izquierdo del glaciar Folgelonna.
Despues continuamos hacia el pueblo Espe, alucinando con la cantidad de puestecitos de frutas a lo largo de la carretera (dejan el puesto solo con la caja de caudales, y la gente paga la fruta y se va, algo impensable en España).
en Tyseddal, hay otra ruta como la del Preikestolen, pero de 800 m. de desnivel, que se llama Trollstigen (lengua del Troll) por su forma tan particular, pero no teniamos tiempo para hacerla, quizas en otro momento.
Asi que continuamos camino hasta Kinsarvik, donde cogimos el desvio para llegar a las cascadas de Voringfossen.
Antes de llegar, paramos en uno de los muchos areas de descanso que hay por las carreteras, a comer e ir a los supr limpios aseos (da gusto).
Las cascadas segun parece son artificiales:



De alli nos marchamos otra vez de vuelta hacia Bruravik, donde cogemos el ferry a Brimnes. Desde alli, cogemos el desvio a la carretera 7 hasta Alvik, donde paramos a hacer compra de la leche del desayuno (ya que en noruega es fresca y no se puede tener fuera de la nevera, eso si, vaya precios que tiene todo, menuda ruina).
Hacemos una pequeña parada en los pueblos de Oystesse y Vikoy, que son pueblos muy bonitos, y continuamos hasta llegar a las cascadas de Steindalfossen, en las que se puede andar por detras del agua.


De alli continuamos el camino hacia Arna, donde el paisaje es imprsionante, lleno de islotes.
En Arna nos desviamos a la 580 para llegar al alojamiento. El camping es enorme, y decidimos hacernos unas salchichas de las tipicas noruegas en la cocina del apartamento, pero no extrae bien el humo y empieza a sonar la alarma de incendios.
Madre mia la que hemos liado!!!
Al final todo el camping vuelve a sus casas y roulottes, y nosotros decidimos acercarnos a ver Bergen de noche.
Menudo ambientazo que tiene esta ciudad, esta lleno de garitos (lastima que sea tan caro tomarse algo).
Asi que nos volvemos al camping para dormir.

Jueves 5 de agosto 2010
Tras desayunar, nos vamos a ver la ciudad de Bergen.
Llama la atencion lo torcidas que estan las casas del barrio Bryggen.


Tras andar por los patios interiores de estas casas tan chulas de madera, y encontrarnos rodeados de españoles por todas partes, nos acercamos al mercado que hay, donde el colorido de los puestos llama la atencion.
Tras pasar los primeros puestos donde venden frutas silvestres, llegamos a los puestos de pescado, donde todos los que atienden son españoles, y segun vas pasando por cada puesto, te dan a probar un poquito de salmon, ballena, reno, etc.
al final no podemos aguantar la tentacion, y nos compramos de aperitivo una brocheta de gambas... buenisima!!!



Despues nos acercamos a la oficina de turismo, para pedir los horarios del ferry turistico por el fiordo de los sueños, pero nos encontramos con que han reducido horarios, por la falta de turistas (es lo que tiene la crisis) y ya no hay ningun paseo por la tarde, el ultimo sale a las 14,55 h., pero aun asi intentamos ver si llegamos.
Salimos de Bergen en direccion a Voss, y un poco despues, en el pueblo de Dalen, en un area de descanso, paramos a comer.
Despues seguimos camino hacia Gudvanger, donde paramos a hacernos unas fotos en un pueblo vikingo reconstruido que hay, y nos preparamos para el tunel mas largo de europa (creo). Son unos 25 km de tunel.
De alli vamos a Borgund para ver la iglesia vikinga.


Tras unas cuantas fotos, nos vamos hacia Sogndal, que es donde tenemos el alojamiento.
Menuda pocilga es el albergue!!!

Viernes 6 de agosto 2010
Tras desayunar, salimos hacia el glaciar Jostedalen, para verlo desde Nigardsbreen. El camino es espectacular, pues el rio tiene un color turquesa debido a que procede del glaciar, y hay una bruma casi fantasmal por encima.


Al llegar, descubro que donde se veia antes el glaciar al lado (hay una cafeteria con un mirador), ahora tienes que hacerte 5 km. mas para poder verlo (se ha derretido y desaparecido por el cambio climatico).
Una vez haces los 5 km. llegas a un embarcadero desde el que salen unos barcos que te acercan al pie de la lengua del glaciar.



Hay muchisimos grupos organizados para escalar la lengua del glaciar.



Tiene en algunos puntos una cuerda que impide el paso, pero todo el mundo se la salta, para hacerse una foto.


Justo despues de tocarlo, hubo un pequeño desprendimiento no muy lejos de alli.
Como no teniamos el equipo para poder escalar, decidimos irnos.
Una hora y pico despues, llegamos otra vez a Sogndal y de alli camino a Skei paramos a comer, con unas vistas impresionantes.


De Skei fuimos hacia Stryn, donde paramos en Fonbel y Endal, donde vimos una cascada impresionante: Ovstrebafossen, que estaba junto a la carretera, y en la que salia una pequeña rutilla con diferentes miradores a cada uno de los escalones de la cascada (no nos podiamos oir, con el ruido que hacia la cascada).
Despues llegamos al mirador de Dalsnibba, desde donde a la espalda puedes todavia ver el glaciar y de frente, teniamos el fiordo de los sueños, desde el pueblo de Geiranger.

Despues, seguimos camino al camping que era muy chulo y tenia las mismas vistas que desde el mirador.

Sabado 7 de agosto 2010
Por la mañana la idea era hacer un paseo por el fiordo hasta Hellesylt, donde las cascadas caen por el fiordo pegadas al barco, pero preferimos dejarlo e irnos hacia Andalsness, para pasar por la carretra de los Troll, con sus multiples curvas.
Al final, como es el ultimo dia, volvemos a cambiar de idea, y decidimos ir en busca de los renos.
Para ello, cogemos la carretera que nos lleva al pueblo de Lom.
Este pueblo es impresionante, que bonito. No deberia perderselo nadie.
Durante el camino entre Geiranger y Lom, no conseguimos ver ningun reno, y en la oficina de turismo de Lom, al preguntar, nos dicen que su hora de salida, es al amanecer o al atardecer, cuando la luz es menor y hay menos peligro para ellos.
Preguntamos por el parque de Roldalen, pero nos dicen que alli tambien estan sueltos (no es como en Cabarceno en Cantabria) y por lo tanto, vamos a tener el mismo problema para poder verlos.

Asi que decidimos al final, avanzar camino hacia Lillehammer, que es donde tenemos el alojamiento esa noche.
Como nos sobra algo de tiempo, decidimos ver el pueblo y los saltos de esqui, pero menudo lugar fantasma, y vaya perdida de tiempo.

Domingo 8 de agosto 2010
Salimos de Lillehammer en direccion a Oslo, para ver la ciudad.
Conseguimos aparcar junto al ayuntamiento (que es bastante feo)


Nos damos un paseo, y nos quedamos alucinados, pues en la plaza que hay junto a la estacion del tren, hay un monton de drogadictos pinchandose a plena luz del dia, con todo el descaro.
Al final, comemos y nos vamos al aeropuerto, para coger el avion que nos lleve al norte de noruega. En el sur, dejamos a nuestros amigos que se vuelven a Madrid.
Al final llegamos a Tromso a las 21,45 h.
Cogimos el coche en sixt, y cual es nuestra sorpresa, que pedimos el mas barato y nos dan un peazo coche, enorme... que alegria.
Llegamos al camping a dormir y se nos va la alegria, pues las cabañas para dos personas carecen de las comodidades de las de 4. Decidimos que a partir de ahora, habra que usar algun aislante de los colchones, para que no se nos peguen las chinches...

Lunes 9 de agosto 2010
Nos levantamos y cuando vamos a usar las duchas comunes (pues las cabañas de 2 personas, no tienen aseo), descubrimos que hay que pagar para tener agua (10 kronos son 3 minutos).
Por fin salimos, y nos vamos a ver la ciudad de Tromso.



Tras pasear por la ciudad, que no merece mucho la pena, la verdad, y pasar por la oficina de turismo, salimos hacia la isla de Senja, por un tunel que tiene en su interior varias rotondas (alucinamos).
Tras pasar el ferry, vamos a Finnsness que es donde tenemos el alojamiento. Tras dejar las cosas, decidimos dar un paseo por este pueblo.... menuda perdida de tiempo. Esta muerto este pueblo!!!

Martes 10 de agosto de 2010
Salimos de Finnsnes hacia Skaland, alli cogemos un desvio a Bovaer, donde hay una playa de arena blanca preciosa. Decidimos meter los pies, y tenemos que salir escopetados, el agua esta congelada!!!
De alli, nos vamos hacia el fiordo de Mefjorden, y al pasar por Senjahopen, hay un mirador con unas vistas tremendas, donde paramos para hacer unas fotos.


Seguimos camino para llegar a la Mandibula del Diablo (cordillera Nordlandet), pues esperamos hacer unas rutillas por ella.



Lamentablemente al llegar, vemos que estan cubiertas las cumbres por la niebla y cada vez se pone peor el tiempo. Definitivamente no vamos a poder hacer ninguna ruta, puede ser peligroso sin una guia (en la oficina de turismo de tromso las vendian por 15 nok, pero no la pillamos).
Decidimos seguir camino hasta el final de la carretera, para hacer tiempo a ver si mejora.
Llegamos al pueblo de Husoy, que esta en uns islita. Es bonito.
Despues nos damos la vuelta y paramos en la playa de Ersfjorden, que esta muy chula. Lastima el mal tiempo.

Volvemos otra vez hacia Skaland, y de alli a Gryllefjord, pero como se tarda mucho (debido a las innumerables obras que nos encontramos), decidimos darnos la vuelta.
al pasar por Gunfarnes, vemos que hay un desvio a un poblado Sami, pero como ya se ha hecho tarde, decidimos dejarlo.
Una vez pasado Finnsnes de nuevo, llegamos a un area de descanso cerca de Sorreisa, donde paramos a comer (el tiempo empieza a abrise y mejorar).
El camino de Sorreisa a Tennevoll es espectacular, muy bonito.
Dejamos las cosas en el alojamiento de esa noche, y nos vamos a dar una vuelta para ver la cascada Sjovegan. Al llegar, la vegetacion es algo densa y no podemos verla bien.


Como aqui en el norte no oscurece hasta las 24,00 h. decididmos ir a Narvik, para asomarnos al mirador. Llegamos a las 21,00 h.
Si el telesilla funciona te lleva hasta alli, pero si no, tienes que dejar el coche y subir un buen trecho andando. Al final las vistas no merecen mucho, y este pueblo es caotico, con la mala señalizacion. Nos volvemos otra vez al alojamiento.

Miercoles 11 de agosto de 2010
tras ducharnos y desayunar, salimos camino hacia las islas Ofoten, Vesteralen y Lofoten.
Llegamos a Sortland, en donde nos dicen en la oficina de turismo lo mejor a visitar y aprovechamos para dejar las cosas en el alojamiento y comer.
Tras comer, salimos hacia Andenes, por el lado izquierdo, que es el bonito. El paisaje cambia mucho en ese tramo entre secano, verde, arboles, playas, acantilados, y no en este orden, tambien cambia mucho segun la luz que le de.
Paramos en la playa de Bleik, de 2,5 km. de largo.


Tras llegar a Andenes, nos volvemos por el otro lado de la isla, que es mas feo, pero la carretera es mas rapida, hasta el alojamiento.
Como solo son las 18,00 h. cuando llegamos a Sortland, decididmos seguir camino a Myre, parando en los pueblos de Sto, y Nyksund.
El camino hacia Myre es bonito, pero el trozo entre los pueblos de Sto y Nyksund es espectacular.
Primero paramos en el puertecito pesquero de Bo, y luego vamos hacia Nyksund.

Nyksund
El camino para llegar, la verdad, es un poco peligroso, pues el terreno del acantilado donde esta la carretera esta medio desprendido.
Eso si, la teorica puesta de sol de las 21,00 es espectacular, que colores!!!


Despues volvemos a Sortland a dormir

Jueves 12 de agosto 2010
Tras desayunar salimos en direccion hacia Hovden. Poco antes de pasar por Nykvag, el paisaje nos sorprende.


Despues de Nykvag y Bo (nos gusto mucho mas Nyksund) volvemos hacia Sortland, tras varios tuneles de la E-10, cogemos el desvio a Digermulen, donde en el supermercado del puerto, vemos que hacen viajes turisticos en barco por el fiordo de Trollsfjorden, asi que llamamos para concertar el viaje (son unos 250 nok por persona. Mas tarde veriamos mas sitios donde lo hacen tambien, pero los precios son el triple de caros).
Comemos antes de montar en la barca y nos abrigamos bien, en la barca estamos solos nosotros dos y el dueño, que nos va contando en un ingles un poco complicado de entender por el acento, historias sobre el fiordo y los troll. Muy recomendable.


En mitad del camino al fiordo, hay una isla con una playa increible, parece el caribe, si no fuera por lo fria que esta el agua...

Este tramo tan pequeño es la entrada al fiordo. La entrada es preciosa.


A parte de las muchas medusas que hay, las gambas, peces y mejillones, encontramos unos buenos cangrejos...


Al final, volvemos de la barca a las 18,30 h. por lo que tiramos hacia Svolvaer. Poco antes de llegar alli, cogemos el desvio a nuestro alojamiento en Sandasletta.

Viernes 13 de agosto 2010
Tras desayunar salimos hacia Svolvaer, y de alli a el final de las Lofoten, el pueblo de A, donde los pueblos Reine y Hamnoy son espectacularmente bonitos.


Los pueblos de Finnbyen y Fredvang tienen unos puentes muy chulos. En Ramberg hay una playa muy bonita y larga. El fiordo donde se coge el desvio a Flakstad-Nusfjord esta lleno de calas y playas de arena, que cambian segun las mareas (como en las rias bajas de galicia).
En flakstad paramos a comer, aprovechando para dar un paseo por la playa.
Despues cogemos el desvio a Nusfjord, pero al llegar, descubrimos que hay que pagar 50 kronos por persona para poder ver el pueblo, por lo que le hacemos una foto desde fuera.

Seguimos el camino, y cogemos el desvio a la playa de Unstad, donde hay unos cuantos locos con la tabla de windsurf.


Despues intentamos llegar a Eggum, pero nos vuelven a cobrar para poder ver el pueblo.
Como vemos que las vistas de los alrededores son bonitas, intentamos ver el pueblo desde otro lado, por Limstrand, pero no conseguimos nada.
Despues nos vamos a Henningsvaer, donde la playa es espectacular (hay gente con camaras, que parece que esten grabando una pelicula).
Intentamos bañarnos, pero el agua esta helada.
Eso si, el pueblo es espectacular en si, y con las vistas de los alrededores.


Nos volvemos al alojamiento en svolvaer, y nos quedamos a cenar en el pueblo, unas pizzas (unos 200 nok por persona).
Son enormes, una pizza sola es mas grande que una familiar de las de aqui, casi el doble de grande... a ver como nos acabamos la cena!!
Despues paseamos por el puerto, y vemos el barco del hurtigrutten, que esta por alli, es enorme.

Sabado 14 de agosto de 2010
Desayunamos, y antes de volvernos a Tromso para coger el avion, intentamos comprar algun regalo en Svolvaer, pero para nuestra sorpresa el horario de estas tiendas es de 12,00 a 22,00, por lo que estan cerradas en esos momentos.
Seguimos camino hacia Bardufoss, donde en un area de descanso, paramos a comer.
Lamentablemente se pone a llover a cantaros y tenemos que irnos corriendo al alojamiento en Tromso.
Por la noche, parece que para un poco, y decidimos dar una vuelta por la ciudad. Hay un festival en la plaza, pero solo se puede acceder con entrada previa.
Nos vamos a dormir.

Domingo 15 de agosto de 2010
Nos levantamos temprano a las 5,00 para coger el avion de vuelta a Oslo y de alli a Madrid. Gracias a Ryanair y sus retrasos, no llegaremos a madrid hasta las 23,00 de la noche.